Los padres perfectos

Los padres perfectos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Alumnos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hace ya más de una década que la vida diaria como la conocemos se ha transformado de manera tal que muchas actividades se han digitalizado y en algunos contextos de manera necesaria, pues hay trabajos que exigen relacionarse por vías tecnológicas. Las escuelas hacen lo propio con los alumnos, incluso el comercio y las ventas en línea generan cantidades inmensas de ganancias económicas, en fin, pareciera que no hay un solo lugar al que el uso de la tecnología digital no llegue y todo esto nos ha permitido vivir con mayor comodidad ya que simplifica muchos aspectos de nuestra vida.

Este  “nuevo estilo de vida” permitió compartir nuestras vidas con el mundo por medio de las redes sociales y también nos dio la posibilidad de estar más cerca de muchas personas públicas que aprovecharon su popularidad para promocionar marcas comerciales cobrando cantidades millonarias por medio de su vida e imagen. Con el paso de los años este fenómeno ha mutado de manera vertiginosa y prácticamente cualquier persona puede aprovechar las redes para hacerse famoso y generar ganancias económicas. Estas personas son llamadas influencers.

Por medio de internet y las redes sociales se puede vender cualquier cosa por medio de los influencers que al igual que la publicidad tradicional ofrecen una imagen que no corresponde con la realidad puesto que su objetivo es ser comprados, aspirando siempre a lo que supuestamente deberíamos ser. Uno de los mercados más exitosos son los padres de familia que miran sorprendidos a muchos famosos leyendo libros, haciendo tareas, jugando con sus hijos, en fin una serie de actividades que los hacen parecer los padres perfectos.

Antes de continuar reflexiona un poco ¿Existen padres así de perfectos? La respuesta puede agobiarte si paras un minuto y te das cuenta que en alguna ocasión no pudiste ayudar a tu hijo con la tarea porque llegaste cansado del trabajo o porque quiso jugar y tu preferiste dormir por ese agotamiento o porque viste que un actor construyó junto a su hijo una casa del árbol y tú no pudiste siquiera terminar un rompecabezas junto al tuyo porque no tuvieron tiempo. Y entonces comienzan los sentimientos de culpa, la desilusión y la frustración por no ser un padre como esos de las redes sociales.

Quiero decirte que a pesar de que en fotos y vídeos se vean perfectos NO lo son porque los padres así en la vida real no existen, si  te pones esos parámetros para medir lo bueno que puedes ser como padre seguramente no te va a gustar el resultado y no porque no seas bueno sino porque quieres alcanzar modelos vacíos e irreales de lo que significa la paternidad.

La paternidad en esencia es un proceso en el que buscas la felicidad y la autorrealización de tus hijos y no la típica foto de influencers con hijos sonriendo y padres liberados de toda actividad donde la familia significa pura alegría. Si te dejas llevar por este ideal de paternidad puede que críes sin querer a un hijo tirano que hará todo lo posible para que se le cumplan todas sus demandas y entonces tu como padre te agobiarás a un nivel en el que creas que eres un fracaso como padre.

La pandemia actual puede hacerte creer que estás fracasando pues crees que no eres capaz de estar al pendiente de tus hijos porque uno hace tarea y el otro quiere jugar y deben compartir el equipo de cómputo, debes cocinar, trabajar en línea que al final del día terminas agotado y con un sentimiento de no hacer las cosas bien ¿Qué puedo hacer entonces? Primero elimina de tu mente la idea de que los padres perfectos existen tal como los presentan las redes sociales, pues a pesar de nuestros mayores esfuerzos a veces vamos a cometer errores, sólo procura que sean mínimos o que no se repitan. La clave del éxito es la organización que tengan en el hogar y lo mejor que pueden hacer es repartir las actividades y asignar horarios de trabajo.

Seguramente una de las máximas preocupaciones que tienes es la tarea en exceso y que muchas veces no dominas el contenido, lo mejor que puedes hacer es exponerle estas inquietudes a los maestros siempre de manera positiva y no como un reclamo piensa que ellos no están acostumbrados a la educación en línea puesto que esta estaba acostumbrada a impartirse a nivel superior y por voluntad del educando. Si tiene dudas descarga la aplicación Axio Educación donde al igual que tú buscamos lo mejor para tus hijos.

Psic. Axel Fernández

Deja una respuesta